Ministerio de ayudas

“Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios.” 1 Pedro 4:10 (RVR1960)

“…pero hágase todo decentemente y con orden.” 1 Corintios 14:40 (RVR1960)

La Biblia declara repetidamente que Dios quiere y espera que Su pueblo sirva a los demás, y que se haga de una manera apropiada y ordenada. Un buen programa del Ministerio de Ayudas sostiene, proporciona y permite que el ministerio y la visión que Dios ha dado al Pastor proceda de manera apropiada y ordenada. Un pastor puede predicar un sermón ungido, pero si las personas en su programa del MDA (Ministerio de Ayudas) no están haciendo su trabajo, el cuerpo de la iglesia puede no tener la oportunidad de recibir su mensaje y cabe la posibilidad de que los visitantes no quieran regresar.

El colocar a la persona correcta en la posición correcta del Ministerio de Ayudas, es crucial para tener un programa de Ayudas exitoso. Si usted tiene a la misma persona haciendo la misma posición de Ayudas, semana tras semana, entonces su programa del MDA no está funcionando correctamente. Es una señal de que la iglesia no está utilizando todos los dones de sus miembros para hacer la obra de Dios.

Muchas personas en la iglesia quieren ayudar, pero la iglesia no sabe cómo involucrarlos, y la gente no sabe cómo usar sus talentos y dones para involucrarse. La gente puede estar en el autobús… pero ¿están en el asiento correcto? El programa del MDA de Conectando tu Visión (CTV-MDA) fue diseñado con este propósito. Nuestro programa toma las habilidades, talentos y deseos para el ministerio de cada miembro de la iglesia y los coloca en una posición del Ministerio de Ayudas que mejor se ajuste a sus talentos dados por Dios.

El programa CTV-MDA está diseñado para establecer categorías ilimitadas del Ministerio de Ayudas según las necesidades de la iglesia. Desde Ayudas necesarias para los servicios de la iglesia, hacia Ayudas necesarias para eventos especiales, o Ayudas necesarias para el mantenimiento de la iglesia, hasta Ayudas necesarias para los medios de comunicación, artes gráficas, redes, alabanza, adoración, alcances, paisajismo, construcción, plomería, electricidad y pintura – las categorías pueden ser cualquier cosa que la iglesia necesite para funcionar correctamente. El utilizar todas las habilidades y talentos de los miembros de su iglesia también puede salvar miles de dólares a la iglesia, debido a no tener la necesidad de pagar por muchos de los servicios necesarios que se requieren en una iglesia. Al mismo tiempo, satisface los deseos que Dios ha puesto en cada miembro de la iglesia, de poder usar sus talentos para Dios y Su iglesia.

El programa CTV-MDA alienta a sus participantes mediante el uso de un horario rotativo para cada puesto. Esto asegura que cada ministro de Ayudas tenga la oportunidad de sentarse y disfrutar de uno de los servicios de la iglesia, sin sentir como si viniese a trabajar todos los domingos, servicio de lunes a viernes, o evento. Aunque ser parte del Ministerio de Ayudas es importante, de igual forma es importante que los miembros de la iglesia tengan la habilidad y puedan seguir siendo alimentados espiritualmente mientras disfrutan del servicio de la iglesia. No debemos olvidar que este es el “por qué” ellos comenzaron a venir a su iglesia en primer lugar.

No use la palabra “voluntario”, sino que reemplace esa palabra por “Ministro de Ayudas” o algo similar. Los voluntarios tienden a ir y venir a como les complace, sin un compromiso real. Por otro lado, un ministro se enorgullece al ayudar y servir a Dios en su iglesia dentro de su Ministerio de Ayudas elegido.