Mayordomía

dio De Una Tormenta, Recibimos La Mayor Bendición

La buena mayordomía traerá el Favor de Dios siempre y cuando Dios sea parte de esa mayordomía. Durante un tiempo de pestilencia y hambruna (hambre), nosotros en Conectando Tu Visión hemos visto desde primera instancia cómo la mano de Dios continúa bendiciendo nuestro ministerio. La razón de esto es que no hemos dado marcha atrás en cuanto a nuestras ofrendas. La Biblia dice que si tenemos la fe para esto “el Dios al que servimos es un Dios que recompensa”.

Hebreos 11:6 (RVR1960) Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.

Sin fe no podemos complacer a Dios. Cuando se trata de dar, se necesita fe para dar; sin este tipo de fe, no verá la recompensa que Dios tiene para cada uno de ustedes. Se necesita fe para su sanidad divina; sin este tipo de fe no verán la sanidad divina que están buscando. En muchos ámbitos de la vida, se necesita fe para caminar a través de ella y Dios es el único que puede traer este tipo de fe. 2 Corintios 5:7 (RVA2015) Porque andamos por fe, no por vista… Demasiados creyentes hoy caminan por lo que ven y no por la fe, por lo tanto, los creyentes están luchando para conseguir lo que están buscando debido a la fe.

Cuando usted siembra semilla, necesita tener la expectativa de que recibirá una cosecha. ¡Esto es lo que la fe hace! ¡Usted no sabe cómo sucederá, pero lo que sabe es que Dios proveerá y multiplicará lo que usted siembra! ¡También es importante que usted hable y declare el deseo de su corazón! La Biblia nos dice en Salmo 37:4 (RVA2015) Deléitate en el SEÑOR y él te concederá los anhelos de tu corazón. ¡Esto es la fe en acción! La fe requiere “obras”. El Libro de Santiago dice: “La fe sin obras está muerta”. ¡Nunca deje a un lado las obras de su fe! ¿Entonces usted pregunta qué es la parte de las “obras”? La parte de las obras a veces puede ser un trabajo físico, otras veces puede ser “ayunar”, y también puede ser “hablar y declarar hasta que suceda”. Recuerda siempre: “La fe te hará saltar, y el miedo te mantendrá quieto”.

¿Cómo sabe usted si su fe está funcionando? Se alineará con los nueve frutos del Espíritu. Gálatas 5:22 (RVR1960) Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.

Los nueve frutos del Espíritu traerán el Favor de Dios sobre su vida. Cuando usted tiene Amor, quiere dar; cuando tiene Gozo, usted quiere dar (La Biblia nos dice que seamos un dador alegre); cuando usted tiene Bondad, quiere dar. Como puede ver, los nueve frutos del Espíritu Santo hacen algo. No se puede dar (dinero) para obtener los nueve frutos del Espíritu Santo. Los nueve frutos del Espíritu Santo traerán el Favor a su vida, y a mí me interesa tener el Favor de Dios. ¿Y a usted, le interesa?

 

Durante años en el ministerio, hemos tenido que hacer todas las partes de la Palabra de Dios para ver lo que Dios tiene para nosotros. Sabemos que en esto no hay atajos. Muchos creyentes se están perdiendo lo que Dios tiene para ellos. Si usted fuera a hornear un pastel con 10 ingredientes, cuando come ese pastel podrá decir, “ese fue un pastel de gran sabor”. La próxima vez que hace el mismo pastel, solo pone 9 ingredientes en lugar de 10, y cuando come ese pastel dirá, “algo le falta, este pastel no sabe igual”. Los creyentes preguntan todo el tiempo: “¿Qué es lo que está mal, yo oro, voy a la iglesia, soy una buena persona con todo el mundo, yo leo mi Biblia…” Muchos creyentes están tan cerca y, sin embargo, tan lejos, por la manera en que ofrendan y dan al Señor. El dar es un punto de conexión directa al Trono de Dios que dice: “Creo en ti Jesús, eres mi Proveedor y todo lo que tengo hoy Tú me has dado, pero ahora estoy buscando un aumento”.

​​

El dar es un asunto espiritual y, de hecho, un problema relacional con Dios. Con el fin de ceder verdaderamente a la propiedad de Dios de nuestras posesiones, debemos evaluar cuidadosamente cuál puede ser la evidencia más reveladora de nuestra Mayordomía – la parte que damos. Así como decidimos lo que gastamos en un aparato o cuánto pondremos en una cuenta de ahorros o inversiones, también debemos decidir cuánto dinero le daremos a Dios. Incluso cuando la gente no da nada es una decisión. Los mayordomos son responsables en cada decisión que toman de complacer al dueño, y nuestro dueño es Jesús.

Demasiada gente ve la responsabilidad de dar como una carga – Qué triste es esto a la luz del recordatorio de Pablo cuando dijo que Dios ama a un dador alegre. Dar es en realidad una decisión relacional. En el proceso de tomar “decisiones de dar” realmente establecemos nuestro acuerdo con Dios acerca de la Mayordomía. A medida que decidimos dar continuamente, afirmamos cuánto valoramos nuestra relación con Dios como Sus hijos. Como mayordomos del Señor, nuestras “decisiones de dar” son simplemente una cuestión de pensar en cómo Dios quiere que asignemos y administremos Su dinero. El orden correcto de dar es a Dios en primer lugar. Dios nunca quiere ser segundo y Dios nunca aceptará el segundo lugar en lo que ha puesto en nuestras manos. La forma en que se distribuye el dinero muestra dónde tenemos a Dios en nuestra vida. Recuerden que Dios es el primero de todas las cosas.

 

Como hemos dicho en cartas anteriores durante una Pestilencia, una hambruna (hambre), Conectando Tu Visión ha sido bendecido con muchas puertas abiertas, y donde el diablo está tratando de cerrar la puerta, Jesús está abriendo muchas puertas. No hay duda de que todo esto se debe a que nunca hemos retrocedido de la Palabra de Dios. Parte de hacer lo que la Palabra dice es ser un dador. De igual forma, para que su vida cambie tiene que ser un dador. El dar en una tierra sólida como lo es Conectando tu Visión, hace que el favor llegue a su vida. En Filipenses 4:15 (RVA2015) También saben, oh filipenses, que, al comienzo del evangelio, cuando partí de Macedonia, ninguna iglesia participó conmigo en cuanto a dar y recibir sino ustedes solos. “Observa lo que dijo el apóstol Pablo en el versículo 17, No es que busque donativo, sino que busco fruto que abunde en la cuenta de ustedes.

¡Creyentes, el dar se trata de su avance y rompimiento! Esta es la parte que muchos creyentes pierden totalmente – ¿Su dar ayuda a llevar y compartir el Evangelio? “¡Sí”, pero la recompensa vuelve a usted! Es por eso por lo que en Conectando Tu Visión International decimos que, “Invierta en el Evangelio” porque siempre trae un retorno y este retorno no se basa en cómo se encuentra la economía mundial. ¡Su recompensa viene del Cielo!

A continuación, hay 3 maneras para dar:

Manténgase conectado con nosotros visitando www.ConectandoTuVision.com y llene nuestro FORMULARIO DE CONTACTO. Esperamos con gozo celebrar su avance y rompimiento mientras nos envía SUS TESTIMONIOS y PETICIONES DE ORACIÓN.

 

Evangelista / Pastor Randy Hooper

 
 

Ama a tú Prójimo (CTNi)

 

Conectando su visión, nuestro nuevo programa en la red de televisión CTNi en Puerto Rico, América del Sur, la costa este de América del Norte, Colorado, Panamá, México. Todos los jueves a las 8:00 p.m. (EST) hasta las 9:00 p.m.

 
 
 
 

2 Corintios 9:6-9 (RVR1960)

 

Pero esto digo: El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará. 7 Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre.8 Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra; 9 como está escrito: Repartió, dio a los pobres;Su justicia permanece para siempre.

Leave a comment